10 respuestas a las preguntas más frecuentes sobre la artritis reumatoide

Al principio, la artritis reumatoide tiende a afectar primero las articulaciones pequeñas, especialmente las que conectan los dedos de las manos con las manos y los dedos de los pies con los pies.

Es la inflamación asociada con la artritis reumatoide que también puede dañar otras partes del cuerpo.

Cuando a un paciente se le diagnostica artritis reumatoide (AR), es natural que se sienta preocupado, por lo que es importante consultar con su reumatólogo.

Sin embargo, aquí compartimos algunas de las respuestas a las preguntas más frecuentes.

1. ¿Qué es la artritis reumatoide? Es una condición inflamatoria del sinovio y las membranas que rodean la articulación. Es la inflamación la que causa los síntomas de hinchazón, aumento de temperatura y dolor. Además, puede causar rigidez, anemia, fatiga y afectar otros órganos.

2. ¿Qué causa la enfermedad? No lo sabemos, pero sí sabemos que los factores ambientales y genéticos son importantes. Existen factores genéticos que, junto con factores ambientales, bacterias y virus, pueden desencadenar el desarrollo de la AR.

3. ¿Es esta condición hereditaria? Enfermedades reumáticas en general son causados ​​por la interacción de múltiples factores genéticos y ambientales. Aunque hay estudios que demuestran que los gemelos idénticos tienen más probabilidades de desarrollar AR si uno de ellos la tiene; sin embargo, en la población general es necesaria la interacción de múltiples factores. Esto significa que si tiene artritis reumatoide, sus hijos no necesariamente la tendrán.

4. ¿Se puede curar la AR? La artritis reumatoide es una enfermedad incurable, pero con los tratamientos disponibles hoy en día, podemos controlar los síntomas y signos de la enfermedad. No podemos curarlo porque no sabemos qué lo está causando.

5. ¿Qué puedo hacer para mejorar mi condición? Se recomienda descansar lo suficiente, dormir ocho horas por la noche, tener una dieta saludable y hacer ejercicio regularmente. El ejercicio debe incluir: estiramiento, fortalecimiento y ejercicios aeróbicos. Los ejercicios acuáticos también son muy útiles.

6. ¿Cuál es la dieta más recomendada a seguir? No existe una dieta en particular que tenga evidencia científica sólida. Sin embargo, en los últimos años se ha encontrado que una dieta baja en gluten mejora el proceso inflamatorio.

7. ¿Puedo seguir trabajando con AR? La respuesta a esta pregunta es un poco compleja y debe ser individualizada, dependiendo del paciente, la gravedad de la condición y el tipo de trabajo que realiza. En general, debo decir que al comienzo de la enfermedad es un poco más difícil trabajar debido a la rigidez matinal, la hinchazón, el dolor y la fatiga. Pero a medida que su tratamiento avanza y su enfermedad mejora, es posible que pueda seguir trabajando, aunque en algunos casos pueden ser necesarios pequeños cambios.

8. ¿Qué tipo de medicamentos se utilizan para tratar la enfermedad? El plan de tratamiento es individualizado de acuerdo a la condición de cada paciente. El tratamiento generalmente se inicia inmediatamente después del diagnóstico. Los medicamentos van desde los antiinflamatorios no esteroideos (AINE, esteroides o cortisona, como se les llama comúnmente). También se utilizan agentes biológicos (etananercept, infliximab, adalimumab, anakinra, abatacept, golimumab…). El medicamento que su médico elija para usted depende de la etapa de la enfermedad, su salud general, su estilo de vida, su seguro médico y el uso de otros medicamentos que puedan interferir.

9. ¿Cuánto tiempo debo usar los medicamentos? El uso de medicamentos varía, pero en términos generales estos son medicamentos que se van a usar de por vida. Sí, podemos tener episodios en los que podemos cambiar las dosis o la frecuencia de los medicamentos, pero es poco probable eliminarlos por completo.

diez. ¿Puedo quedar embarazada con la condición? La artritis reumatoide no afecta la fertilidad ni las posibilidades de quedar embarazada. De hecho, la enfermedad suele mejorar durante el embarazo, pero puede empeorar en los primeros tres meses después del parto. Sin embargo, el embarazo debe planificarse y discutirse con el obstetra y el reumatólogo para asegurarse de que los medicamentos que usa no afecten al bebé. Recuerda que en estos casos estamos velando por el bienestar tanto de la madre como del bebé.

fuente consultada aquí.