‘Bienvenidos a Edén’ es otra víctima de las malas decisiones de Netflix

netflix no para con su producción española y desde el 6 de mayo aterrizado en su plataforma Bienvenido al edénnueva serie adolescente que apuesta por un cóctel de misterio y thriller en un contexto singular que involucra sectas, localizaciones paradisiacas futuristas, intrigas, fiestas y algún que otro punto romántico. La idea, sobrio papel, es sin duda atractiva e incita a hincar el diente a lo que la compañía ha preparado con esta historia perfecta para su público potencial.

Sin embargo, los resultados que se dejan ver en sus ocho episodios están bastante lejos de alcanzar las expectativas. Y hay una razón muy clara que explica el porqué.

Amaia Salamanca y Lola Rodríguez en Bienvenidos a Edén (Foto: LUCIA FARAIG/NETFLIX ©2021)

Amaia Salamanca y Lola Rodríguez en Bienvenidos a Edén (Foto: LUCIA FARAIG/NETFLIX © 2021)

Bienvenido al edén our presenta el reportaje de varios jóvenes que, tras ser invitados a una misteriosa fiesta en una secreta localización, se verán atrapados en una isla con una secta que occulta secrets. La serie no esconde el tipo de producto que quiere ser y desde el primer capítulo apuesta por un tono desenfrenado, fiesta y adolescente que, como bien me sucedió en otros productos similares Élite, no fue precisamente fruto de mi devoción. In a principio atribuí mi rechazo a Bienvenido al edén a esta razón, pero cuando se empieza a dentrar en otras temáticas que me generaban mayor intriga e interés y seguía produciéndome bastante indiferencia, me di cuenta de que mi poca devoción se debía a otra razón.

Y es que se trata de una producción que tiene muy claro su concepto, uno muy atractivo, pero que no pone recursos necesarios para desarrollarlo como debería. Se plantan muchas preguntas interesantes pero el guion no sabe cómo cuadrar ni definir todas ellas, se presenta un mundo paradisíaco futurista con muchas posibilidades artísticas pero en pantalla es evidente que el presupuesto se queda corto. Tiene un reparto perfecto lleno de jóvenes promesas e incluso estrellas de la música como Belinda o Ana Mena, pero apenas se esfuerzo en esfuerzo en dararrollar à la mayor parte de sus personajes, la intriga es interesante pero en todo momento sientes que no conduce a ningún sitio

Belinda Pop como África en el episodio 04 de 'Bienvenido a Edén'.  cr.  LUCIA FARAIG/NETFLIX ©  2021

Belinda Pop como África en el episodio 04 de ‘Bienvenido a Edén’. cr. LUCIA FARAIG/NETFLIX © 2021

es decir, Bienvenido al edén es una serie que con más tiempo para pulir sus guiones, más dinero para hacer lucir sus escenarios y más esfuerzo en saber identificar los errores de base que tiene el proyecto, podría haber sido una de las producciones del año. Pero no es el caso, y era prácticamente imposible que lo fuera bajo el modelo de producción de netflix. Y es que creo que en esta serie vuelve à ser evidente el mayor problema que arrastra el servicio de streaming con sus originales, lo que viene à ser el producir en masa para rellenar catálogo sin dar el mimo suficiente a sus proyectos. Y no es la primera vez que tengo esta sensación en los últimos meses, puesto que ya sentí lo mismo con otras series muy fallidas como Jaguar Oh Erase una vez… pero ya no, títulos con un gran potencial que en ningún momento llegó ha estallado en condiciones en pantalla. Incluido siento que series que me encantaron y me vi del tirón como Feria: La luz más oscura se podría haber perfilado mucho más con más tiempo para perfeccionar guiones y desarrollar su mundo de fantasía y terroríficas criaturas.

Es cierto que aquí en España el servicio de streaming contrata a productoras externas para que se hagan cargo de sus series o películas originales y no entre directamente en algunas fases de la producción, como es el caso de Brutal Media con Bienvenido al edén. Pero desde luego, al ser la propia netflix Quien da luz verde a los proyectos, quien limita sus producciones a lo que dice su algoritmo, quien pone los recursos y quien impone las condiciones, debería ser el jefe de cuidar ofrecer productos de la calidad, de dar el tiempo y recursos necesarios a cada proyecto e intentar no dejar ningún error en el aireaunque eso conlleve producir menos.

GUIA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Al final, creo que as espectadores agradecemos más pararnos a disfrutar de un producto de calidad que consumimos de manera impulsiva series o películas que no terminan por llenarnos. Y esto se está viendo con el inicio de la pérdida de suscriptores de netflix, que había perdido más de 200.000 usuarios en los últimos meses y anticipó que la cifra ascendería al millón. Y es que la subida de precios, el aumento de la competencia y esta considerable pédida de calidad de sus producciones a causa de su producción en masa, al final puede conseguir que algunos usuarios se piensen bien si merece la pena o no invertir su dinero en netflix

Bienvenido al edén tensión potencial para convertir en Perdidos (Perdidos) Adolescente, pero de nuevo, las decisiones la condenan a ser otra serie que, muy probablee, se verá en su estreno, genera conversación durante sus primeros días y acabará sepultada y olvidada en el infinito catálogo de la plataforma cuando a la semana siguiente el servicio de streaming estrene otro puñado de series y películas. Y sinceramente, me parece una pena enorme, porque creo que era una serie con muchos detalles interesantes que podrían haber marcado la ficción dentro de la televisiva española. Pero, lamentablemente, no ha sido el caso.

Más historias que te pueden interesar:

Leave a Comment