Dermatóloga y paciente de Dermatitis Atópica: Dra. Elena Montalván

Al revelar su condición destacó que lo más importante es “amarnos y estar cómodos en nuestra propia piel”.

Doctora Elena Montalván, dermatóloga y paciente de dermatitis atópica. Foto: Tomada del perfil de la doctora Montalván.

“Él dermatitis atópica Es una condición crónica que solo afecta a personas con historial personal o familiar con alergias nasales y/o asma y se caracteriza por lesiones en la piel y mucho picor”, esas fueron las palabras de la doctora Elena Montalván, quien recientemente reveló que además de ser uno de los principales dermatólogos en Puerto Rico, es paciente.

Él dermatitis atópica no se cura, se controla y se exacerba cuando la persona se expone a ciertas cosas o cuanto tiene mucho estrés.

Aun cuando no presenten lesiones en la piel, estas personas conviven con la resequedad y el picor, incluso dormidos. Por ello, deben hacer maniobras en la cotidianidad como, por ejemplo, evitar baños largos o con agua muy caliente, recurrir a sustitutos de jabón sin fragancia, acostumbrarse a que su ropa no tendrá ningún aroma, usar el perfume sin que este toque la piel , o aplique humectantes tan pronto como hayan salido de la ducha para que la piel lo absorba.

Cosas tan insignificantes para los demás, como poner los pies en el suelo frío al despertar, pueden hacer que un paciente con dermatitis atópica tenga un mal dia. Esto se debe a que: “La piel se encuentra hipersensible y reacciona exageradamente a factores externos comunes como el polvo, el polen, la ropa de lana, los ácaros, las temperaturas extremas, y/o las fragancias o colorantes, entre otros”, dijo Montalvan.

El diagnostico de la dermatitis atópica sólo ser determinado por una historia y un examen físico. Un médico profesional puede ayudar a convivir con esta condición, puesto que lo más importante que Montalván resalta es que: “La meta es amarnos y estar cómodos en nuestra propia piel”.

Dermatitis atópica e indecencia genética

La doctora Eneida De La Torre, dermatóloga y expresidenta de la Sociedad Puertorriqueña de Dermatología, indicó que la dermatitis atópica hay un componente genético importante en el centro de los criterios diagnósticos en pacientes como el paciente.

“Se sabe que hay factores genéticos algo que se denomina la triada atópica, esto significa que los pacientes que padecen de dermatitis atópica van a tener en su genética o en su historial familiar condiciones como asma, rinitis alérgica y dermatitis en la piel”, explicó.

Mencionó que la dermatitis es una condición en algunos casos y el 60% de los pacientes van a presentar además de los primeros años de vida, y hasta el 90% de los pacientes la podrían experimentar en los primeros cinco años de su vida.

En este sentido, el doctor Rogelio Mercado, ex presidente de la Sociedad Dermatológica de Puerto Rico, aclaró que gran parte de las afecciones de la piel se asocian con el encierro inflamatorio, del sistema inmunológico y del estrés que también se asocia como un predeterminado factor en muchos casos.

“En principio, todas las enfermedades de la piel están asociadas a las inflamatorias, del sistema inmune y el estrés como factor que exacerba la condición que puede ser la dermatitis atópica, la alopecia, entre otros. Quiero aclarar que es estrés por si solo no est un determinante para sufrir alguna condición relacionada, est solo un detonante de una predisposición genética y del ambiente en el que se envuelve el paciente”, explicó.

En este sentido, el doctor Mercado explicó que en el oeste de Puerto Rico ha encontrado mayor prevalencia de lesiones benignas precancerosas, puesto que en la zona hay muchos pescadores que toda su vida han estado expuestos al sol, y ya entraron en la adultez estas llegando a las consecuencias.