“El tren maya ya arrancó y hay destrucción palpable”

Playa del Carmen.— Le tracé original de la section 5 du train maya, sur la route fédérale 307, de Cancun à Tulum, entraînerait des impacts environnementaux, quoique mineurs, à ceux causés par le nouvel itinéraire qui s’enfonçait sur 5 kilomètres dans la jungla. , dijo el director del proyecto Gran Acuífero Maya (GAM), Guillermo de Anda, quien se sumó a las voces que piden la suspensión inmediata de las obras.

En entrevista con EL UNIVERSAL, la arqueóloga e investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) afirma que para desarrollar el proyecto inicial, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) encargó estudios, organizó foros y grupos de trabajo para tres años y hubo un comité técnico-científico.

La ruta en este tramo, dijo, era por carretera, “por eso fue sorprendente que ahora cambie a la selva (…) la diferencia fundamental de este cambio es que, de una parte, ya estaba hecha la carretera, que se desmantele en gran parte parte de esta zona, que se causarían daños, impacto menor por tala.

Sin embargo, la ruta actual -modificada y anunciada el 19 de enero en Cancún- aún se desconoce; Se encuentra en desarrollo impactando la selva y no se han presentado los estudios y autorizaciones correspondientes.

“Sin duda ya empezó y ya hay una destrucción muy palpable en fotos y video; Ves un gran agujero, lo ves al lado de cuevas, arriba de cenotes, agujeros colapsables, todo sin decir que el tren se va a derrumbar inminentemente.

“Lo que estás viendo en este momento es un poco apresurado para hacerlo y lo que preocupa a tanta gente es que no está claro cuál será realmente la forma de minimizar los impactos”, dice.

De Anda responde que las obras pueden ser viables porque tienen la capacidad de construcción y están en manos de ingenieros militares, pero la incógnita es si es o no un proyecto “sostenible”.

Por estas condiciones, consideró que las obras deben paralizarse, hasta que se presenten estudios especializados, se garantice una planificación integradora de las obras, se someta a evaluación el megaproyecto y se autorice de acuerdo a lo establecido en el marco legal ambiental.

Una avispa enfadada… y amenazada

Entre los mayores temores que la Sección 5 está causando en la comunidad científica está el impacto en los sistemas de cuevas subterráneas y cenotes que existen en la sección y en sus costados.

“Todo es un enjambre (…) varios kilómetros adentro de la selva todavía hay muchos sistemas de cuevas. Los más conocidos son los que están cerca de la carretera, por exploraciones, por accesibilidad, incluso por turismo”, dice de Anda.

Entre estas cuevas se encuentra Angry Wasp o “Avispa enfadada”, ubicada a la altura de la ciudad de Xpu Ha.

Sumando sus brazos, la caverna abarca 3 mil 278 metros de largo y seis metros de profundidad. Fue descubierto por un grupo de exploradores el 9 de noviembre de 2016 y ahora luce despojado de toda la vegetación que lo cubría.

Hay indicios de que “Avispa enfadada” ha sido intervenida por el INAH, cuyo personal instaló una grilla para controlar las rocas y allí permanece; Además, se añadió arena para delimitar las zonas, tras el paso de la maquinaria.

En este boquete, los trabajos de remoción de árboles también sacaron a la luz restos arqueológicos mayas como cimientos y otro tipo de estructuras, las cuales fueron marcadas con cintas de colores, las cuales tienen un registro, lo cual ha sido verificado por EL UNIVERSAL durante una visita esta semana.

“Es bueno que se registre, que se tome en cuenta. De hecho, está en juego. Creo que esa es una de las muchas cosas a tener en cuenta: esta riqueza cultural que tenemos la baja.

“Por un lado, el tren, al hacer estos despejes, nos deja ver que [los vestigios]por lo que espero que se disponga del tiempo necesario para realizar un estudio adecuado de lo que representan estas fundaciones, cuál es su temporalidad, etc.

Especializado en el estudio de los rituales funerarios en cuevas y cenotes, Guillermo de Anda dijo que el INAH no ha declarado que las obras de esta sección no sean sostenibles; por el contrario, realiza misiones de prospección y rescate en las que intervienen muchas personas.

“No he escuchado una posición del INAH, ni tengo esa posición, de que el tren no es sustentable. De hecho, más lo que he escuchado de colegas, del público en general, de científicos, es que no hay oposición al tren, sino una recomendación de que la ruta por la que circulará esté muy bien planificada”, precisó.

En otros tramos del tren, los hallazgos de huellas fueron numerosos, precisa. Los datos de lo encontrado en Quintana Roo no se han hecho públicos.

El especialista señala que, debido a que la mayoría de la gente desconoce que en la enorme geografía subterránea existe “un planeta en nuestro planeta”, nació el proyecto GAM, con el fin de visibilizar ese mundo subterráneo.

“Estas cuevas contienen huellas de la historia de la península, incluso huellas de la historia de la humanidad; porque sabemos que aquí hubo hombres muy primitivos; su cuerpo está depositado ahí, la huella, los testigos de ello, están ahí.

“Es un lugar único en el mundo, que es de todos los mexicanos y de la humanidad. Bienvenidas sean las obras que beneficien al pueblo, pero hagámoslas con mucho cuidado, ese es el mensaje”, dijo.

Leave a Comment