“Era como si el agua hirviera”: el tsunami que azotó un sitio clave de Tenochtitlan

Aún no es posible confirmar la fecha del tsunami.  Foto: INAH
Aún no es posible confirmar la fecha del tsunami. Foto: INAH

Arqueólogo de la Universidad de Colorado, Gerardo Gutiérrez Mendozapresentó los modelos generados en una investigación de este caso en una década cuando se confirmó que un tsunami azotó el lago de Texcoco. Esto, en el marco de la conferencia”Arqueología digital: drones y sensores para el registro y levantamiento de sitios y realidad virtual”celebró dentro del ciclo “La arqueología hoy” que lleva a cabo El Colegio Nacional.

El estudio surgió de preguntarse si Es posible que un fenómeno natural como este ocurra en el lago durante la época prehispánica., hay una variedad de textos antiguos que confirman que tal hecho sí ocurrió. “El agua del lago se hizo espuma […] Era como si el agua hirviera, como si hirviera con un sonido de crujido […] Y llegó a las bases de las casas, y se inundó, desmoronó las casas”, se puede leer en el Libro 12 del Código Florentino.

Gerardo Gutiérrez Mendoza y Leonardo López Luján durante el ciclo de conferencias
Gerardo Gutiérrez Mendoza y Leonardo López Luján durante el ciclo de conferencias “La arqueología hoy” de El Colegio Nacional. Foto: INAH

Gutiérrez Mendoza dice que el código para la inspiración de la investigación: “En el códice se menciona textualmente que el agua hirvió y ‘muy lejos llegó a medida que subía hacia arriba [sic]… Esto es algo que solamente puede decribir alguien que ha presenciado una onda de tsunami”, comentó el investigador durante la ponencia.

Fue así c un grupo conformado por miembros de la Universidad de Colorado, en Estados Unidos, la Universidad de Málaga, en España y de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), trasladado a la alcaldía Iztapalapa en la Ciudad de Méxicoal cerro del Peñón Viejo. Esta formación rocosa es un volcán extinto de más de 2,5 millones de años, el cual, es atravesado por dos las geológicas.

Gracias al uso de drones y sensores creamos modelos tridimensionales para confirmar el desplazamiento del Cerro Peñón Viejo.  Foto: INAH
Gracias al uso de drones y sensores creamos modelos tridimensionales para confirmar el desplazamiento del Cerro Peñón Viejo. Foto: INAH

Gracias al uso de tecnologías de realidad virtual implementamos estudios de volumetría, fotografía de deslizamientos y, con el uso de drones y sensores, creamos modelos de tierra, lo que permiso para confirmar que si hay un deslizamiento de materiales que fueron ha aparecido en el lago, provocando el levantamiento de una gran masa de agua. Así, el fenómeno se afectó por el derrumbe de la falla del Peñón.

El equipo internacional calculó que la cantidad de material movido fue de aproximadamente un millón de metros cúbicos, provocando que 700 mil metros terminaran bajo el agua. “Nuestro primer resultado es que el volumen de material que cayó al lago sí pudo generar una onda de tsunami”, confirmó el investigador. A su vez, dije que Habrían transcurrido 17 minutos con 55 segundos para que el tsunami llegara a la ciudad de Tenochtitlan.

La caída de 700 mil metros cúbicos de materiales en el lago, provocó un tsunami.  Foto: INAH
La caída de 700 mil metros cúbicos de material en el lago, provocó un tsunami. Foto: INAH

Gutiérrez Mendoza sostuvo que esta demostración confirmó que al menos un tsunami ocurrió en el área, abriendo la posibilidad de que hayan sucedido otros más. También, aclaró que el estudio no determina la fecha del suceso, por lo que no se puede precisar si fue dure la ocupacion de los mexicas en la isla o antes de ellos. “Para un dato temporal preciso necesitamos de un proyecto arqueológico, por ejemplo, un salvamento en la zona qu’allowa realizar fechamientos por radiocarbono”, agregó.

Por su parte, el coordinador del ciclo e investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Leonardo López Lujáncomentó que “hoy recurrimos a imagenes de satelite y fotos de alta resolucion que nuestro ayudante ha analizado el paisaje de unde se asentaron sociedades antiguas, nuestros valores también incluyen estaciones totales y programas informáticos para fotografiar la tierra y desarrollar planos extremadamente detallados, y levantar sobre ellos reconstrucciones hipotéticas que nuestros permiten capturar la información en tamaños muy grandes milimétricamente”; señalamientos con los que el coordinador rescató la importancia de las nuevas tecnologías en los avances arqueológicos.

SEGUIR LEYENDO:

Leave a Comment